Inicio | Especiales | Cómo Jugar a Pai Gow: Reglas y Puntuaciones

Cómo Jugar a Pai Gow: Reglas y Puntuaciones

22 noviembre 2023

No hay casino asiático que no tenga el juego de Pai Gow, que se originó en China hace casi un milenio. Desde entonces, el juego ha evolucionado para adaptarse a los gustos de la clientela occidental, que encuentra más fácil jugar con cartas de póker en lugar de las fichas originales.

Pai Gow, un juego antiguo

Mucho antes de las cartas de juego, las fichas de dominó eran muy populares en China y en el resto de Asia, y una de las variantes más conocidas era el Pai Gow.

El objetivo del juego desde entonces era combinar el valor de las fichas para obtener una puntuación mayor que la del crupier (u otro jugador).

Sin embargo, en los casinos modernos ha surgido desde hace tiempo una variante especial llamada «Poker Pai Gow«, que permite a los entusiastas jugar con las clásicas cartas de póker.

La baraja de juego

Para jugar al Poker Pai Gow, se necesita una baraja de 52 cartas francesas, junto con un comodín que tiene funciones especiales: puede usarse para completar una combinación específica (escalera, color o escalera de color), o como un As.

En las mesas de los mejores casinos en línea, puede haber hasta seis jugadores más el crupier en cada mano. El objetivo del juego es, obviamente, «vencer» la puntuación del crupier.

Las reglas del Poker Pai Gow

Cada mano de juego consta de varias etapas. Primero, se debe realizar una apuesta, luego se reparten siete cartas a cada jugador, y luego cada jugador debe dividir sus cartas en dos «manos»: una mano compuesta por cinco cartas (llamada «Mano Alta») y otra compuesta por las dos restantes (llamada «Mano Baja»).

La forma en que se dividen las cartas depende del jugador, pero siempre se debe asegurar que la «Mano Alta» tenga un valor superior al de la «Mano Baja».

El crupier también debe hacer lo mismo antes de darle la vuelta a sus dos manos y proceder a la comparación. La «Mano Alta» del crupier se compara con la «Mano Alta» del jugador, y lo mismo ocurre con la «Mano Baja».

Para ganar la apuesta, el jugador debe vencer al crupier en ambas manos (lo que le otorga el doble de la apuesta). Si el crupier gana ambas manos, el jugador pierde toda la apuesta, y si hay una mano ganadora para ambos, el jugador recupera la apuesta.

Un ejemplo de mano

La práctica puede ser más sencilla que las palabras para comprender la dinámica y jugar a Pai Gow.

Supongamos que, después de hacer la apuesta, recibimos las siguientes siete cartas:

As de picas, Jota de corazones, Tres de corazones, Tres de diamantes, Reina de corazones, Siete de corazones, Diez de corazones.

Entonces, debemos distribuir estas cartas en dos manos distintas, cada una con la mejor puntuación posible. Observamos que tenemos una pareja de tres, pero poco más.

La «Mano Alta» debe contener necesariamente la pareja de tres, mientras que en la «Mano Baja» de dos cartas, debemos elegir la mejor combinación después de los tres, es decir, el As de picas y la Reina de corazones. Nuestras dos manos serían:

«Mano Alta»: Tres de diamantes – Tres de corazones – Jota de corazones – Siete de corazones – Diez de corazones «Mano Baja»: As de picas – Reina de corazones

Y, por supuesto, esperar que el crupier no venza ninguna de las dos manos.