Inicio | Aprende | Ruleta | ¿Cómo se Calculan las Probabilidades en la Ruleta?

¿Cómo se Calculan las Probabilidades en la Ruleta?

17 enero 2024

La Ruleta se ha ganado por méritos propios un asiento en el salón de la fama de los juegos de casino, con una popularidad homogénea y global. Cuenta con un funcionamiento relativamente sencillo que, tras la aplicación de una serie de cálculos matemáticos, ayudan a calcular la probabilidad. Desde PokerStars Casino vamos a desempolvar la calculadora para entender los conceptos probabilísticos básicos.

Para empezar, hay que conocer bien el pasatiempo al que hacemos referencia: La Ruleta presenta una serie de números divididos en tres colores: negro, rojo y verde. En la versión francesa, encontramos 37 números, 18 rojos, 18 negros y un 0 en color verde; en su adaptación americana, se presentan 18 negros, 18 rojos, un 0 en color verde y un 00 en el mismo color. Estas cifras se encuentran distribuidas sobre un disco circular que gira sobre sí mismo. El elemento azaroso que se encarga de seleccionar el número ganador es una bola que se posiciona sobre una de las casillas. Y esto sucede cuando la ruleta deja de girar.

Si tenemos en cuenta el total de números, podemos extraer los cálculos asociados a la magia de la probabilidad. Acompañadnos en el siguiente punto para entender cómo.

Principios matemáticos básicos de la Ruleta

Como ya hemos mencionado, una vez que tenemos asimiladas las cifras totales que presenta el tablero, podemos extraer las probabilidades. Para ejemplificar todo el proceso, utilizaremos la versión europea (francesa) que, como ya hemos mencionado, presenta un total de 37 números distribuidos en 18-18-1. En este caso, nos encontramos ante una probabilidad del 2,70% de éxito. Dicha cifra se obtiene de la división 1 entre 37, que nos proporciona este 2,70 al que hacemos referencia. El cálculo matemático es relativamente sencillo tras aplicar una división.

Obviamente, este ejercicio inicial se puede complicar progresivamente si vamos aplicando variables a la cuestión. Por ejemplo, si nos centramos en las apuestas de color, es decir, el rojo o el negro, obtenemos una probabilidad del 48,65%. Tenemos 18 casillas de cada color, si lo dividimos entre las 37 totales, nos aparece el porcentaje anteriormente escrito.

¿Qué tipos de apuestas puedo hacer basándome en las probabilidades?

Ahora que ya conocemos el funcionamiento de la probabilidad aplicada a la ruleta -que también se puede extrapolar a la ruleta online- es el momento de segmentar las apuestas. En el caso concreto de este juego de casino, se pueden agrupar en dos grandes subgrupos: las apuestas sencillas y múltiples. A continuación, explicaremos en qué se diferencian y las probabilidades que se aplican cuando las pasamos por dicho filtro.

Apuestas sencillas

Las apuestas sencillas, como su propio nombre indica, se centran en un único elemento diferencial. La ruleta presenta diversos aspectos que ayudan a crear diferenciaciones equitativas. Una de las más claras es la cromática. Podemos elegir sobre qué color apostamos, o rojo o verde. Otra característica que determina una apuesta sencilla es si un número es par o impar. También lo es el valor de la cifra, es decir, si se posiciona en la mitad inferior de los números totales 1-18 o en la segunda, 19-36.

Estas tres apuestas presentan un valor proporcional muy cercano al 50%, ya que es una división prácticamente simétrica si no tenemos en cuenta el número 0. Tenemos 37 posibles opciones, y las posibilidades de éxito son 18. Por lo tanto, tenemos un 48,65% de opciones de éxito.

Apuestas múltiples

La cosa se complica si en lugar de centrarnos en un elemento concreto del juego, intentamos agrupar las apuestas en base a más de una variable. Estas apuestas tienen un valor proporcional mucho más reducido, ya que las posibilidades de que nuestra apuesta se materialice son, evidentemente, menores.

Las apuestas múltiples más conocidas son la apuesta a un número concreto, que posteriormente describiremos y que nos ofrece una probabilidad del 2,70%; la apuesta a dos números, que recibe el sobrenombre de caballo, y que ofrece una probabilidad del 5,41%. La apuesta a tres números, donde apostamos a tres números que se encuentren posicionados de manera adyacente con un 8,11%; la apuesta a cuatro números, con un 10,81%; la apuesta a seis números con dos filas de tres números, con un 16,22%, y finalmente, la apuesta a doce números con una probabilidad del 32,43%.

Como recordatorio, es necesario tener presente que todos estos cálculos se realizan basándose en una ruleta europea. Esta cuenta con un total de 37 casillas. Si empleáramos la variable americana, la cifra de referencia que se utiliza para calcular la probabilidad es el 36.

Esperanzas matemáticas de un pleno

En la introducción de este texto, hemos analizado cuál es la probabilidad matemática de conseguir un pleno. Esta se sitúa en el 2,70%. Esta cifra la obtenemos de la división del número 1 entre el 37, que nos proporciona un 0,027. Esto significa que cada vez que apostamos, perdemos -0,0270 por cada unidad apostada a largo plazo.

En el caso de la Ruleta Americana, esta cifra se sitúa en el 2,63%, un 0,07% menos que en la versión francesa. Esto significa que perdemos 2,63 céntimos por cada euro apostado a largo plazo.

Ganancias esperadas de un pleno

El concepto de pleno hace referencia a acertar una combinación concreta en la ruleta. Por ejemplo, si elegimos el número 9, y la bola se posiciona sobre esta cifra específica, obtendremos el premio mayor. En este caso, multiplicamos por 35 la cantidad que hemos apostado. Si hemos posicionado sobre la mesa un total de 10 unidades, obtendremos un premio total de 350 (10 x 35). El cálculo matemático es muy sencillo. Sin embargo, debemos tener presente que es enormemente complicado conseguir un pleno, ya que solo es del 2,70% en la versión francesa y del 2,63% en la versión americana. Una cifra que se extrae de las esperanzas matemáticas que hemos descrito en el punto anterior de nuestra guía. Todas estas cifras también se extrapolan a la ruleta en vivo.

Como resumen final, existen diversos cálculos matemáticos que se pueden aplicar a la ruleta, pero debemos recordar que el azar es un componente intrínseco del funcionamiento de la mayoría de los juegos de casino. Esto implica que no existe ningún método que asegure ganancias a corto o largo plazo. Es simplemente una probabilidad estadística de que un resultado pueda darse después de una apuesta concreta.