Inicio | Aprende | Blackjack | Historia y Evolución del Blackjack desde sus Orígenes

Historia y Evolución del Blackjack desde sus Orígenes

24 noviembre 2023

De entre todos los juegos de casino, el Blackjack siempre ha estado considerado uno de los más representativos y glamurosos. Su historia es dilatada e interesante, como veremos en esta entrada. Pero, pese a sus variaciones, siempre ha conseguido mantener su esencia, que lo convierte en un juego de mesa apasionante y lleno de emoción.

A día de hoy, encontramos diversas modalidades que han aguantado el paso del tiempo y otras tantas que han aparecido en los últimos años, gracias a las posibilidades que brinda la tecnología que ha llevado al Blackjack hasta el entorno digital. Desde su aparición, hace ya algunos cientos de años, este juego no ha dejado de evolucionar y de convertirse en un icono para la cultura popular, en gran medida por su atractivo para muchos aficionados de este tipo de entretenimientos y su naturaleza excitante e imprevisible. Vamos a dar un repaso por esta larga trayectoria.

Origen del Blackjack: dónde y quién lo inventó

El nacimiento exacto del Blackjack es, todavía, un misterio. Se sabe que existen referencias a un juego llamado “La Veintiuna” en una obra del gran exponente de la literatura española, Miguel de Cervantes, en 1631. Este entretenimiento bien podría ser el precursor del Blackjack, ya que su objetivo era llegar a ese valor mediante las cartas (como en el caso de nuestro protagonista). Sin embargo, diversos historiadores atribuyen el origen del este juego de cartas a la Francia del finales del XVII y principios del XVIII; concretamente, por la presencia en los salones de la aristocracia del “Vingt-et-un”, una variación del “Chemin de Fer”.     

Lo cierto es que Francia fue la encargada de expandir el Blackjack por el mundo. Primero por Europa, en el siglo XVIII y XIX. Y luego lo llevó, de la mano de sus emigrantes, al otro lado del Atlántico, a una América del Norte en plena construcción. El juego, en los Estados Unidos, conoció la fama con rapidez, llegando, a principios del siglo XX, a una ciudad de nueva creación en medio del desierto: Las Vegas. Aquí se produjeron algunos cambios en el juego, lo que daría lugar a la variante conocida como Blackjack Americano. A partir del año 2000, aparecerían los primeros casinos en línea y, con ellos, otras modalidades más modernas de las que hablaremos más adelante. 

¿Cómo y cuándo llegó el Blackjack a España?

Como ya hemos comentado, España fue, de hecho, pionera en el juego del Blackjack, puesto que los primeros registros de este entretenimiento vienen de la obra de Cervantes “Rinconete y Cortadillo”, de principios del siglo XVII; si bien, en ese momento, se conocía como “La Veintiuna” y podían existir algunas variaciones en sus reglas respecto de lo que posteriormente conoceríamos como Blackjack.

Pero España no fue impermeable a la expansión que el Blackjack mostraría en los siguientes siglos, con lo que la llegada del juego, en el XVIII, acabó sustituyendo progresivamente a “La Veintiuna” por la versión francesa. Este entretenimiento se acabaría popularizando en los casinos españoles hasta convertirse en un referente de los juegos de cartas. Con la llegada de los portales en línea, como PokerStars Casino, uno de los pioneros en este campo, el público español ha conocido nuevas formas de jugar al Blackjack.     

La profesionalización del Blackjack

El Blackjack ha sido, y es, históricamente, un entretenimiento. Pero también es cierto que el paso del tiempo ha ido creando una serie de competiciones que permiten participar a aquellos aficionados con una mayor experiencia en este juego. El hito llegó con la aparición de los casinos y el papel protagonista del Blackjack en ellos. Así, nacieron los primeros torneos y partidas profesionales. Esto ha mostrado variaciones a lo largo del tiempo, según el país y su legislación.

Pero lo cierto es que, en Europa, hace tiempo ya que se dan estos eventos, con la participación de verdaderos expertos en la materia; también es Estados Unidos y partes de Asia, en las últimas décadas. En la actualidad, existen campeonatos con grandes premios, como ocurre con otros juegos populares como el Póker. Algunos de ellos se celebran, como no podía ser de otra manera, en Las Vegas.    

Blackjack en la actualidad: Blackjack Online y Blackjack Live

El entorno online ha representado una segunda juventud para un gran clásico como el Blackjack. Por un lado, ha ganado nuevos aficionados gracias a todos los amantes de la tecnología; por otro, ha incorporado diversas modalidades y un espacio donde encontrar un extenso catálogo con variantes de este juego, como el Blackjack Surrender o el Blackjack con Microlímites, además de las opciones Clásica o Americana.

Entre las más populares en la actualidad, encontramos el Blackjack Live. Esta versión aúna las ventajas del entorno digital con el realismo del directo y la profesionalidad de los crupieres. Se trata de un espacio con todos los detalles de un casino físico y la emoción propia de este juego. Además, sin la limitación de horarios o la falta de privacidad de los casinos presenciales.

Blackjack como icono de los juegos de casino en la cultura popular

Por la forma en la que se juega al Blackjack, su naturaleza y sus reglas, además de su dilatada historia, este juego se ha convertido en un auténtico icono dentro de los juegos de casino e, incluso, ha traspasado este espacio para convertirse en parte de la cultura popular. En la actualidad, ya forma parte de un grupo reducido de juegos que ha inspirado películas, canciones, literatura y otras expresiones del arte.

Desde los libros de James Bond hasta los temas de Sheryl Crow, pasando por auténticos clásicos del cine como “Rain Man”, las partidas de Blackjack y los pensamientos de sus jugadores han estado presentes en la cultura popular. Uno de los títulos que ha entrado más a fondo en esta cuestión fue “21 Blackjack”, de Robert Luketic, con un excepcional Kevin Spacey. Su banda sonora, además, incorpora canciones que ayudan a conseguir el “clímax” de este film de acción. No será, por supuesto, el último de los ejemplos. Este juego todavía tiene que inspirar a muchas creaciones artísticas.