Inicio | Noticias | Las 10 Preguntas más Frecuentes sobre el Blackjack

Las 10 Preguntas más Frecuentes sobre el Blackjack

31 diciembre 2023

Jugar al blackjack no es particularmente difícil incluso para quienes no sean expertos, ya que es fácil de aprender y se puede ir mejorando poco a poco con la experiencia en la mesa.

No obstante, hay una serie de preguntas que a menudo se plantea quien se acerca al juego. A continuación, veremos al menos diez que deberíamos conocer antes de sentarnos a jugar en el casino.

¿De verdad el blackjack es el juego más lucrativo del casino?

Si alguien se pregunta cómo es que el blackjack es uno de los juegos más populares en el casino, la respuesta es simple: es fácil (incluso una persona novata sabe más o menos qué debe hacer) y, sobre todo, es uno de los juegos en los que la banca tiene menor ventaja.

Con un buen método de juego (como sabemos, hay tablas que definen cual es la acción más ventajosa a nivel matemático en cada situación de juego), la banca llega hasta un máximo de 1% de ventaja. Pero también en general, no tomando siempre las mejores decisiones, hablamos de un abanico de entre el 2% y el 5% (en el peor de los casos).

Para entendernos, en otros juegos como la ruleta, la ventaja de la banca va desde un mínimo del 2,7 % (en la versión francesa) hasta el 5,3 % (con el doble cero en la americana).

¿A cuánto se paga si hago blackjack?

En el blackjack, en términos generales, cada vez que conseguimos tener un punto más que la banca ganamos exactamente la apuesta que hicimos en esa mano (se dice por tanto que la apuesta se paga 2:1, es decir, si apostamos 5 euros ganamos otros 5 para un total de diez).

Sin embargo, cuando conseguimos hacer un «blackjack natural» (es decir, cuando nos dan un as y una figura), el pago de la apuesta sube a 3:2, una vez y medio la apuesta. Por ejemplo, apostando 10 euros ganemos otros 15 para un total de 25 euros.

¿Con cuántas barajas se juega?

El número de barajas utilizadas en el «sabot» (el contenedor del que saca las cartas el crupier) cambia de un casino a otro y puede variar entre 1 y 8 barajas.

Lo mejor es informarse de antemano de cuántas barajas se usan y, sobre todo, de con qué frecuencia se barajan. En general, se tiene una ligera ventaja cuando se usa solo una baraja, mientras que a medida que se aumenta el número, esta ventaja tiende a ser a favor de la banca (aunque a nivel de probabilidad estadística no varía prácticamente nada).

¿Es conveniente asegurarse?

Este tipo concreto de apuesta se puede hacer cuando la banca muestra un as como carta descubierta. En este caso, teniendo en cuenta la alta probabilidad de salida de un «blackjack» para el crupier, el casino puede permitir asegurar la jugada con una apuesta más.

Si la banca efectivamente consigue el «blackjack», el jugador pierde su apuesta inicial pero gana el seguro por un valor de 2:1 (es decir, el doble de lo apostado). Al contrario, si la banca no cierra el «blackjack», el jugador perderá la apuesta del seguro (más la de la mano si no consigue una puntuación superior a la del crupier).

¿Es legal contar las cartas?

Hay que hacer una distinción con respecto a esto. Contar las cartas es una destreza mental que cada jugador puede hacer de forma legítima, siempre que no se ayude de instrumentos electrónicos o de otras personas.

Dicho esto, ningún casino ve con buenos ojos a los jugadores que lo ponen en práctica, por lo que, aunque no pueden prohibir de facto una acción mental, en muchos casos pueden prohibir al jugador que siga jugando en sus mesas.

Aún mejor, casi siempre se han asegurado de que contar cartas no ofrezca tanta ventaja, por ejemplo, barajando la baraja con mucha frecuencia.

¿Cuándo me conviene doblar la apuesta?

Uno de los errores que muchos jugadores novatos cometen con frecuencia es no aprovechar las probabilidades matemáticas en algunas situaciones de puntuación de su propia mano. Entre sus posibilidades, de hecho, está la de «doblar» la apuesta, que muy importante en algunas situaciones.

En concreto, en el momento en el que el jugador tiene entre manos un valor entre 9 y 11: con el 9 se aconseja solo cuando la banca tiene un rango entre 3 y 6, mientras que con el 10 o l 11 se dobla prácticamente siempre, a excepción de cuando la banca tiene un as (o un 10 si tenemos 10 también nosotros).

También es importante doblar cuando tenemos un punto «soft» (es decir, con un as) que varía entre A7 y A2, prestando entonces atención al punto de la banca: cuando tiene entre 3 y 6, doblaremos poco a poco según nuestra puntuación (siempre con A7 y A6, solo de 4 a 6 con A5 y A4, solo de 5 a 6 cuando tenemos A3 y A2).

¿Por qué no puedo dividir cuando tengo 10-10?

Ya que no hay ninguna regla o prohibición de hacer un «split» cuando se tienen dos dieces, en realidad son las matemáticas las que nos indican que es uno de los peores errores que se pueden cometer en una mesa de blackjack.

No hay ni una sola razón para hacer esta división y prescindir del valor de las cartas de la banca, porque ya hemos obtenido la segunda mejor puntuación posible y las probabilidades están totalmente en nuestra contra en este caso. Además, no hay que olvidar que estaremos «quemando» dos cartas que nos podrían ayudar a hacer que la banca «se pase».

¿Cuánto tengo que apostar en cada mano?

No hay una regla precisa que indique esto más allá que el límite de apuesta de la casa de juegos (cuestión sobre la cual siempre es mejor informarse de antemano, tanto del mínimo como del máximo).

No obstante, la regla del sentido común nos debe ayudar a gestionar nuestro «bankroll» (es decir, el presupuesto con el que jugamos). Lo ideal siempre es dividir nuestras apuestas para no jugarse nunca más de un determinado porcentaje de nuestro presupuesto, de modo que podamos afrontar con tranquilidad también los periodos negativos de una sesión de juego.

El porcentaje depende de nuestra experiencia en la mesa, del tipo de jugador que seamos, de cómo gestionamos los momentos de pérdida y de muchos otros factores. Como regla general, no jugar nunca más del 2 % – 5 % en cada mano es una buena solución para quien se sienta en una mesa de blackjack por primera vez.

¿Puedo usar el móvil en la mesa de blackjack?

Una de las cosas que hay que tener presente cuando jugamos en una mesa de casino en directo es que está totalmente prohibido tener cualquier dispositivo electrónico, incluido (y quizás sobre todo) el móvil.

Existen normas muy estrictas al respecto, hasta el punto de que incluso para responder a una llamada es obligatorio levantarse de la mesa y dirigirse a otro lugar (bajo sanción de ser probablemente excluido del juego si no directamente expulsado del casino).

Lo mismo se aplica a tocar las cartas. En las mesas de blackjack con varias barajas, a los jugadores no se les permite en absoluto levantar o tocar sus cartas (para que no las «marquen» de alguna manera).