Inicio | Aprende | Kerry Packer, el Rey de las Apuestas más Altas

Kerry Packer, el Rey de las Apuestas más Altas

8 mayo 2024

En la historia más reciente de los medios de comunicación internacionales, una gran industria que factura sumas de dinero incalculables, Rupert Murdoch es seguramente el magnate australiano más destacado. Sin embargo, quizá pocos recuerden a Kerry Francis Bullmore Packer (1937‑2005), australiano que heredó un imperio de medios de comunicación impresos, televisión y derechos de retransmisiones deportivas.

Vamos a ver algunas de las proezas de Packer que merece la pena recordar:

  • La empresa Australian Consolidated Press fundada por su padre, Frank, en 1936 fue una de las primeras que trajo el éxito a esta familia en el ámbito de los negocios.
  • La Nine Television Network, una red de empresas del sector de la radiodifusión fundada en 1956 que, en la segunda mitad de los años 80, se posicionaba como una de las grandes cadenas de televisión de Australia.
  • El World Series Cricket, un torneo internacional que organizó el propio Kerry Packer en 1977.

A Packer no le entusiasmaban los estudios ni el colegio y esto hizo que dedicase gran parte de su tiempo, desde que era muy pequeño, a practicar deportes como boxeo, críquet o rugby. No obstante, esto no fue ningún impedimento a la hora de desarrollar su carrera como empresario dentro del negocio familiar. No fue así el caso de su hermano mayor, Clyde, que hizo todo lo posible por dedicar su vida al deporte profesional.

La vida de Kerry como empresario dio comienzo en 1974, tras el fallecimiento de su padre, quien le dejó todos los negocios familiares y una fortuna de más de 100 millones de dólares.

EL DEPORTE: UNA PASIÓN QUE SE CONVIRTIÓ EN NEGOCIO

Al verse solo al frente de un negocio familiar de tal magnitud, Kerry tuvo la oportunidad de llevar a la televisión una de sus mayores pasiones: el deporte. En Australia, antes de que lo hiciese él, casi nadie había entendido el potencial que podían tener los eventos deportivos a nivel de publicidad en televisión. De hecho, gracias al críquet y al deporte en general, Kerry consiguió ofrecer eventos nunca antes vistos allí y pudo obtener beneficios que eran inconcebibles en aquel momento. Tras estos buenísimos resultados, Kerry puedo diversificar sus inversiones: viajes, apuestas, industria petroquímica o industria de la construcción.

LOS JUEGOS DE AZAR

Su inevitable tendencia a arriesgar y la fortuna y el patrimonio de los que disponía, hicieron que Kerry se iniciase, de manera inevitable, en los juegos de azar. En este ámbito demostró su ya conocida tenacidad, pero también la facilidad con la que asumía grandes riesgos: según cuentan, en una sola noche llegó a apostar a la vez 15 millones de dólares en cuatro mesas de laruleta. No sufráis, ¡los recuperó!

Hay una anécdota que tuvo lugar a principios de los años 90 en torno a una mesa de póker Texas Hold’em que demuestra, todavía más, su capacidad para asumir riesgos. Se dice que Bob Stupak y Doyle Brunson estaban presentes cuando Kerry perdía millones de dólares en una partida contra un magnate del petróleo de Texas. Este último hacía alarde de su gran fortuna, que ascendía a unos 60 millones, y se burlaba de Kerry por el dinero que estaba perdiendo. Packer no se lo pensó ni un segundo y, de un modo un poco arrogante, subió la apuesta e invitó al magnate del petróleo a que apostase sus 60 millones en una sola mano. La valentía del de Texas se vino a menos y, ante el asombro y el regocijo de los allí presentes, se quedó callado.

Esta y otras muchas anécdotas sobre Packer hicieron que, en Las Vegas, se hablase muchísimo de él, hasta tal punto que se le considera el jugador con más fama de entre los que apostaban las cantidades más altas en los años 90: ¡o ganaba mucho o lo perdía todo

EL CRÍQUET Y EL WORLD SERIES CRICKET

El poder económico y mediático que había alcanzado le permitió al criquet dar una mayor visibilidad. Como ya hemos comentado antes, Kerry era un apasionado de este deporte y, como gran empresario que era, combinó su pasión con sus intereses económicos. Así fue como, en 1977, creó el torneo World Series Cricket, un evento deportivo en el que participaron los equipos nacionales de críquet del hemisferio sur y oriental. 

Como no podía ser de otra forma, los derechos de retransmisión del torneo a nivel mundial estaban en manos del grupo de empresas de Packer, con los que ganaron cuantiosas sumas de dinero.

Aún a día de hoy, se considera que Kerry Packer es una de las personas más influyentes de la historia del críquet australiano de los últimos cincuenta años y todo es gracias a la intuición que lo llevó a crear este evento deportivo.

LAS CARRERAS DE CABALLOS

Otro episodio curioso acaecido en la vida de Kerry Packer como aficionado al juego tiene que ver con las carreras de caballos, en particular con la Golden Slipper de 1987. Tras haber perdido 28 millones de dólares australianos, quiso aumentar su apuesta y así fue como recuperó sus pérdidas en un abrir y cerrar de ojos: ¡la peor pesadilla de cualquier casa de apuestas!

En los últimos años de la vida de Kerry Packer, que transcurrieron entre Australia y Las Vegas, se adentró en la vida política, así como se dedicó a fomentar y dar visibilidad al rugby o al polo. Hasta que el 26 de diciembre de 2005 un infarto puso fin a la historia de un hombre tan peculiar como era Kerry.

En este artículo os hemos contado la historia de uno de los empresarios con más renombre de la economía de Australia, pero también la historia de uno de los jugadores de azar más celebres de todos los tiempos, cuyas apuestas eran siempre de las más altas.