Inicio | Juegos de mesa | Pontoon, la variante Británica del Blackjack: Objetivos del Juego

Pontoon, la variante Británica del Blackjack: Objetivos del Juego

8 julio 2024

¿Quién no ha jugado alguna vez al Blackjack? Sin duda, se trata de uno de los máximos exponentes de los juegos de mesa. Pero, tal vez, el Pontoon no le sea tan familiar a muchos usuarios.

Hay quien afirmará que se trata de un juego completamente diferente; pero lo cierto es que mantiene muchas coincidencias con el popular entretenimiento de cartas, cuyo objetivo es alcanzar la ansiada cifra de 21. De hecho, entre las Blackjack reglas que son comunes, está la de poder conseguir esta suma. No es extraño por tanto, que se considere como una variante e, incluso, sea conocido como Pontoon Blackjack.

Entonces, ¿dónde está la discusión? ¿No son, acaso, el mismo casino juego de cartas? La respuesta es: no exactamente. Para empezar, su origen es bien diferente (al menos, a nivel geográfico). Mientras que al Blackjack se le atribuye un origen francés (no todos los españoles están de acuerdo con este punto); en el caso del Pontoon, se da por hecho que su nacimiento es 100% británico. Desde que se popularizó en la Gran Guerra Mundial, esta ha sido la variante más utilizada en las islas inglesas.

Pero, a fin de cuentas, los objetivos del juego no difieren demasiado. Tal y como ocurre en el original y en las demás variantes de Blackjack, la idea es conseguir llegar al 21 (o aproximarse más que el crupier); siempre sin pasarse. En definitiva, aunque la terminología o los premios puedan tener algunas particularidades, el jugador del Pontoon acaba por tener el mismo fin que en las otras modalidades. Para conocer las diferencias, este artículo de PokerStars Casino profundizará en su funcionamiento y características propias.    

Terminología Clave

Es bastante tentador pensar que, en el caso del Pontoon, sólo es necesario utilizar las mismas palabras durante las partidas, sólo que traducidas al inglés. Desde luego, simplificaría mucho más las cosas, pero no es exactamente así. El Pontoon Blackjack tiene sus propios términos, aunque comparte algunos con el juego original (mejor que los británicos no oigan esto de que el Blackjack es el original). Según las Blackjack reglas, “Split” es el término utilizado para la acción de dividir. Y también ocurre con el Pontoon. Y, hasta aquí, los conceptos en los que coinciden.

El resto de ellos muestra ciertas diferencias. Cuando el jugador quiere otra carta exclama “Twist”, en lugar de “Hit”. Para plantarse, asevera “Stick”. Y en el caso de querer doblar se utiliza “Buy”. ¿Qué pasa al conseguir un 21? Pues es lógico; en vez de exclamar “Blackjack”, sentencia con un “Pontoon”. Pero, además, existe otra mano incontestable en este casino juego de cartas: se trata de un 21 logrado con cinco naipes; y, para ello, la expresión correcta es “five-card trick”. ¿Mucha información de golpe? Bueno, poco a poco. Siempre hay que familiarizarse con los diferentes juegos; también con las variantes del Blackjack.   

Reglas de las cartas

Que nadie tema este apartado. Las Blackjack reglas y las del Pontoon son muy, pero que muy, similares. De hecho, conociendo unas, prácticamente, se conocen las otras. Pero, eso sí, hay algunas diferencias. La primera, el número de barajas que se utilizan. Así como en las otras variantes del Blackjack, como el Blackjack Americano, se usan varias, en el Pontoon sólo se echa mano de una.

¿Y qué ocurre con la suma de los naipes que componen la mano? Este es un punto importante, claro. Pues no hay problema con esto: los valores de las cartas son los mismos que en el Blackjack original. Ya se trate del Classic Blackjack, del Americano, del Pontoon Blackjack o de cualquier otra de las variantes Blackjack, la dinámica es la misma, con las figuras, el As y demás naipes. Pero, en este caso, y como ya se había comentado, cinco cartas que suman 21 pasa a ser una jugada imbatible (excepto con un poco probable empate).        

Distribución y juego

Es en este punto, en el que aparece una de las principales singularidades del Pontoon. No se trata del reparto de cartas, ya que empieza igual que en las otras variantes Blackjack, con una apuesta previa y dos para cada jugador. Además, todas se reparten boca abajo, como ocurre en la mayoría de las versiones. Pero el punto diferencial con el juego de casino original, es que el Crupier del Pontoon, cuando lo crea oportuno, en cualquier momento, puede pedir a uno de los jugadores que enseñe sus cartas.   

Este hecho no es baladí. Puede servirle a la casa para aumentar su ventaja, ya que influye en la decisión de seguir pidiendo cartas para llegar al deseado 21, superando a los demás participantes sin pasarse. Por lo demás, las opciones de Doblar, Dividir o Plantarse siguen siendo factibles; aunque existe otra diferencia a tener en cuenta: en el Pontoon Blackjack, se puede Doblar después de Dividir, pero no con todas las cartas. Cabe recordar que el Pontoon también tiene diversas modalidades y las reglas pueden variar entre ellas.  

Diferencias entre las dos variantes

Los anteriores apartados ya han señalado algunas particularidades del Pontoon, que lo diferencian de otras variantes del Blackjack; desde su origen hasta la forma de decidir en el juego. Sin embargo, aún queda alguna más. Y, en este particular, está relacionada con los ingresos. En el caso de que el jugador consiga la preciada suma de 21, en el Blackjack se paga a 3:2. En cambio, en su variante británica, el pago es de 2:1.

Por otra parte, en el Pontoon la casa tiene diversas ventajas sobre el jugador. Una de ellas ya ha sido expuesta: la de pedir ver las cartas del participante cuando quiera. Otra, es la capacidad que tiene el Crupier de mantener ocultas las suyas en toda la partida (aunque él pueda verlas por si ha conseguido el 21 de salida). Y, por último, y no menos importante, en caso de empate, el Crupier se lleva la victoria.    

Conclusiones

Jugar al Pontoon Blackjack puede convertirse en una experiencia muy emocionante y es una modalidad que atraerá a los aficionados del juego original. En parte, porque sus variaciones en las Blackjack reglas representan un reto, aunque muchas sean similares o iguales. Pero, también, los esquemas habituales, como las tablas de decisión estadística, no son las mismas aquí. En realidad, es casi imposible contar las cartas en el Pontoon, por sus propias características.

De una forma u otra, como ocurre en el Blackjack, se trata de un juego apasionante y puede ser una buena opción probarlo. Claro está que, al final, cada uno acaba eligiendo la variedad que más le gusta. Aunque los británicos tienen muy definida su preferencia en este campo.