Inicio | Aprende | Blackjack | Qué Significan Hard 17 y Soft 17 y Cómo se Juegan

Qué Significan Hard 17 y Soft 17 y Cómo se Juegan

29 noviembre 2023

El blackjack, como casi todos los juegos, se rige por reglas matemáticas muy precisas que deberemos tener en cuenta para aprovechar al máximo cada decisión en la mesa.

Después hay situaciones particulares que requieren aún más atención, ya que podrían ir contra cualquier lógica inicial de quienes se enfrentan a ellas, como es el caso de «hard 17» y «soft 17».

Veamos qué son y cómo afrontar estas situaciones de juego de la mejor manera posible.

El valor de la mano

Evidentemente, todos soñamos con ver que nos dan un as y una figura en la mesa de backjack para cerrar rápido el juego con nuestro mágico «21». No obstante, esta posibilidad llegará solo 1 vez de cada 21, al menos según la estadística.

De hecho, la mayor parte de las veces nos encontraremos con un valor más o menos fácil de gestionar en la mano con el que la decisión entre «pedir carta» o «plantarse» no siempre será automática.

Como sabemos, esa elección marca toda la diferencia respecto a la línea ideal que las matemáticas nos enseñan sobre este juego, que tiene reglas muy precisas sobre cuál es la conducta más ventajosa en cada situación posible.

Aunque intuitivamente es fácil saber que hay que pedir carta cuando nos encontramos con un valor total de hasta «11» (ya que en ese caso nunca podemos «pasarnos»), hay una situación en la que muchos jugadores novatos se encuentran en cierta incomodidad: la del «17».

Hard 17 y soft 17

Hay diversas combinaciones que pueden darnos un 17 en la mano. La primera es la que llamamos «hard 17», es decir, cuando encontramos con cualquier combinación de 10 y 7 en nuestras dos cartas.

Por el contrario, en la segunda hipótesis tendremos entre manos un as y un seis, pudiendo entonces contar dos posibilidades de puntuación: un 17 o un simple 7. En general, todas las manos que contienen un as (y por lo tanto, la doble posibilidad), se consideran «soft».

La conducta de juego en estos dos casos podría parecer similar, pero a nivel matemático tenemos dos opciones diametralmente opuestas.

Qué hacer con un hard 17

Empecemos por la combinación más simple, el «hard 17». En este caso, la solución es fácil y rápida, ya que SIEMPRE debemos «plantarnos» y no pedir NUNCA más cartas.

Las matemáticas estarían totalmente en nuestra contra, con un 69 % de probabilidades de «pasarnos» y pudiendo contar con que la banca está obligada a «plantarnos» con el 17 teniendo que pedir una carta por debajo de esa puntuación.

De esto no hay ni debe haber duda, tomémoslo siempre como un hecho y hagamos también la elección a la que nos obligan las matemáticas.

Qué hacer con un soft 17

Las cosas son totalmente distintas cuando tenemos un «soft 17» en la mano. Es verdad que siempre tenemos una buena puntuación con el 17 que podría ganar a muchas manos de la banca (y para las que valen lo que ya hemos comentado anteriormente), pero también tenemos al menos una posibilidad del 31 % de perder esa jugada.

En este caso, las matemáticas nos enseñan, por tanto, que también hay que considerar la posibilidad de que el otro valor, el «7», intente mejorar sus posibilidades de puntuar (y ganar) pidiendo una carta más (al no hacerlo, damos una ventaja de hasta el 5,5 % a la banca).

Una reflexión que también hacen muchos casinos, que en muchos casos incluso conceden a la banca la regla de poder pedir una carta adicional en ese caso.

En el caso del As-6 (el «soft 17»), lo que hay que recordar por tanto es que SIEMPRE debemos pedir cartas. No sólo eso, en algunos casos especiales, incluso tendremos que considerar la posibilidad de «doblar».

Cuándo pedir «doblar»

Por lo tanto, teniendo en mente que, cuando tengamos un «soft 17» siempre hay que pedir una carta más como regla de base, también tendremos que valorar en ciertos casos la posibilidad de doblar nuestra apuesta.

En concreto, esta decisión es matemáticamente necesaria cuando vemos que la banca tiene una carta al descubierto particularmente poco ventajosa para ellos, es decir, el 3, el 4, el 5 y el 6. En estos casos la posibilidad de que la banca se «pase» está al máximo, con porcentajes de entre el 37,6 % y el 42,1 %.

Antes de «doblar» hay que tener en cuenta las reglas de la casa en la que estamos jugando, dado que esta posibilidad está prohibida en algunas situaciones.

Algunas no permiten doblar en todos los casos de manos soft, otras por ejemplo no permiten doblar cuando se hace un soft 17 con más de dos cartas en juego. Valoraremos los distintos casos informándonos siempre primero de las reglas vigentes.