Inicio | Aprende | Blackjack | ¿Qué es el Blackjack Chino?

¿Qué es el Blackjack Chino?

8 julio 2024

China ha tenido, históricamente, un papel destacado en los juegos de cartas. Muchos expertos consideran que el origen de los naipes pertenece a este imperio, sobre el siglo XII. Mucho después, en el siglo XVIII, esta vez en Francia, nacería el Blackjack. A pesar de tal distancia en el tiempo y en el espacio, la nación asiática no tenía porqué quedarse sin su propia versión de este popular juego, que trasciende fronteras. Efectivamente, el Blackjack Chino existe. Y se llama Ban-Luck.

No son pocas las variantes del Blackjack: el Americano, el Classic Blackjack y tantos otros. Si se trata de la versión online, PokerStars Casino ofrece otras tantas, con micro-apuestas o, incluso la posibilidad de rendirse sin perder la cantidad apostada. Pero el Ban-Luck tiene unas características especiales que le otorgan una esencia muy especial y lo convierten en una modalidad apasionante. A pesar de que en su país de origen se suele disfrutar sólo en fechas señaladas (como el Año Nuevo Chino); lo cierto es que su dinámica lo convierte en ideal para una tarde con los amigos. Es el momento de conocer sus particularidades y sus reglas.     

Reglas Básicas

Difícilmente se podría considerar como una de las variantes del Blackjack si no compartiera, al menos, el objetivo principal de este juego de cartas de casino. Y así es. En el Blackjack, las reglas son claras: acercarse al máximo al número 21 con la suma de las cartas, o conseguirlo, pero sin pasarse de esta cifra. En el Ban-Luck, ocurre exactamente lo mismo. Para ello, se utilizarán una o dos barajas de cartas, a diferencia de otras variantes del Blackjack (como el Americano), dependiendo del número de participantes.    

Las técnicas del Blackjack Chino, como ocurre en el original, se centran en obtener mejor puntuación que el Crupier. Sin embargo, existen otras combinaciones que también se consideran altamente afortunadas, como el “Ban-Luck” (que da nombre a este juego de cartas de casino asiático) o el “Ban-Ban”. Ambas, son manos de salida, es decir, con las dos primeras cartas repartidas. También existe otro caso, cuando llegan a acumularse 5 naipes, sin llegar a pasarse. En estos casos, el pago es especial. Algo parecido ocurre cuando la combinación de 21 se logra mediante 3 sietes. Por tanto, pese a que el fin es el mismo, los ingresos varían respecto al Blackjack y reglas habituales.       

Valor de las cartas

El valor de las cartas es muy relevante para las técnicas del Blackjack chino. Afortunadamente, no existen grandes diferencias con la modalidad más popular en occidente. En el Ban-Luck, las cartas del 2 al 10 mantienen su valor numérico. Las cartas de casino con figuras o imágenes, valen 10. Y el As, como es habitual, puede suponer un 1 o un 11, según le interese al jugador. Sin embargo, en algunas modalidades de este juego, esta regla del As puede cambiar, dependiendo del número de cartas que tenga el jugador. Si sólo posee dos naipes, el As valdrá 10 ó 11; si tiene 3, será 10 ó 1; y, a partir de 4 cartas, sólo podrá valer 1.  

Por otra parte, y como ya se ha señalado, el casino de juegos de cartas en China aplica una serie de valores especiales cuando se trata del Blackjack Chino. Un As y una figura de salida representan el “Ban-Luck”. Dos ases, en las mismas circunstancias, es un “Ban-Ban”. Si, durante el juego, el participante acumula 5 cartas sin llegar a sumar 21, será recompensado con el doble de su apuesta. Y, por supuesto, tres sietes suman los ansiados 21 de cartas de casino; pero con el Blackjack Chino, obtiene un premio especial que multiplica enormemente su apuesta.    

Distribución de las cartas

Uno de los aspectos más importantes, y que representa una muestra de indentidad diferencial respecto a los casinos y juegos de cartas occidentales es que, en el Blackjack Chino, el Crupier va rotando. Es decir, que cada uno de los participantes puede ir asumiendo este rol en las diferentes partidas. Y esto no sólo lo convierte en un entretenimiento más original y dinámico; además, tiene un impacto directo en las técnicas del Blackjack Chino que se utilizarán. ¿Por qué? Pues por el simple motivo de que el Crupier tiene algunas ventajas. Principalmente, que puede pedir a determinados jugadores que le revelen sus cartas cuando lo considere oportuno.

Al comienzo, esta versión asiática no es muy diferente de las otras variantes del Blackjack: se reparten dos cartas a cada jugador, previa apuesta, boca abajo. Los participantes mirarán sus cartas, para comprobar si han obtenido un “Ban-Luck” o un “Ban-Ban”. Y el Crupier irá seleccionando a los diferentes jugadores para enfrentarse a ellos. En caso de empate, el jugador recupera su apuesta.   

Reglas especiales

Ya se ha hecho mención a varias de las reglas especiales de este juego en los anteriores apartados, como el papel itinerante del Crupier o las manos que son premiadas especialmente; como el “Ban-Luck”, con el doble de la apuesta, o el “Ban-Ban”, con el triple de la cantidad apostada. Pero sigue habiendo algunas particularidades más. Por ejemplo, que el Crupier debe jugar, como mínimo hasta 17 puntos: no puede plantarse antes. En cambio, los jugadores deberán pedir carta si tienen menos de 16 puntos.  

Existen algunas técnicas del Blackjack Chino o reglas particulares que son bastante curiosas; aunque pueden aplicarse en algunas modalidades y en otras, no. Una de ellas es que, si cualquiera de los participantes suma 15 con las dos cartas repartidas al principio, puede tomar la decisión de que se recojan todas y se vuelva a barajar; para pasar, posteriormente, a volverlas a repartir.  

Tomas de decisiones

En el casino, en los juegos de cartas especialmente, es habitual intentar tomar algunas decisiones que puedan afectar al resultado positivamente; es decir, que permitan que el jugador gane. Por supuesto, no hay métodos infalibles. En el Blackjack, el caso más paradigmático es el de las tablas estadísticas para la decisión. Si alguien es capaz de contar las cartas y, al mismo tiempo, recordar la tabla, puede sacarle partido, aunque no es nada fácil. Con el Ban-Luck, en el que se añaden otras variables, aún es más complejo.   

Lo que sí puede ser parte de las técnicas del Blackjack Chino, para tomar decisiones con cierta ventaja, es aprovechar al máximo el turno en el que el jugador actúa como Crupier. La probabilidad de ganar es más alta para quien ocupa este rol, dada su potestad para ver las cartas casino de sus contrincantes cuando lo desee y poder actuar como más le interese. Algunos cálculos sitúan las opciones de los jugadores en 42% – 43% de ganar la partida, por un 49% aproximado del Crupier; el resto serían las posibilidades de empate.